Además de la cantidad de agua, también se debe considerar la calidad de la misma, la cual está determinada por los valores de ciertos parámetros físicos y químicos.
La calidad del agua de los estanques, es un punto crítico en el proceso de producción y debe ser controlada en los parámetros físicos, químicos y biológicos. Estos deben ser mantenidos dentro de los rangos aceptables para el buen desarrollo de los organismos. En caso contrario, la población en cultivo podría tener bajo crecimiento, proliferación de patógenos con brotes de enfermedad, eventuales mortalidades y baja calidad del producto final.
Por lo anterior, es necesario llevar a cabo una serie de recomendaciones tomando en cuenta  que el diseño de nuestra granja, la procedencia del agua, su calidad, el control y mantenimiento de dicha calidad representan de los aspectos importantes a considerar.
Primeramente deberemos considerar que la composición química del agua está en función de su origen, como las aguas superficiales que provienen de arroyos, embalses, ríos y lagos, difieren de las subterráneas, como pozos artesianos y se debe evitar que nuestra fuente de agua esté libre de algún tipo de contaminante (materia orgánica, hidrocarburos, metales pesados, entre otros) .
Nuestra instalación acuícola debe contar con un plan para el monitoreo de los parámetros físicos, químicos y biológicos de los estanques, en el cual se definan los procedimientos a seguir con cada uno de ellos.
Es técnicamente imposible pretender manejar una producción acuícola, sin contar con los equipos apropiados para el monitoreo de los parámetros. Estos incluyen por lo menos un multiparamétrico o bien un  medidor de oxigeno disuelto (oxímetro) medidor de pH, termómetro, medidor de salinidad (refractómetro), kit colorimétrico para compuestos nitrogenados  y en algunos casos microscopio.
Debemos tener una rutina de calibración de los aparatos utilizados con el propósito de garantizar confiabilidad en los datos obtenidos. 
El monitoreo de la calidad del agua debe involucrar:
·         Medición de parámetros físico-químicos. Para las mediciones de deben establecer horarios y puntos específicos para la medición de los parámetros en cada estanque, con el fin de mantener condiciones similares en el tiempo y que no se afecten los datos obtenidos en los muestreos.
·         Elaborar y mantener  los registros con los valores obtenidos.
·         Análisis e interpretación frecuente de los datos obtenidos. El registro de datos es un aspecto fundamental dentro del proceso de monitoreo de los estanques, los cuales debidamente ordenados y analizados, permitirán realizar pruebas estadísticas, cuyos resultados apoyen una correcta toma de decisiones.
·         Aplicación de las conclusiones en función de una mejora en las prácticas de cultivo.
A continuación se describen algunas de las características de ciertos parámetros a considerar en nuestro cultivo.
 
Oxígeno disuelto (OD)
Corresponde al parámetro más importante en la calidad del agua. Si hay déficit se afecta el crecimiento y la conversión alimenticia de los organismos.
El oxígeno es el elemento más importante en el agua para los organismos acuáticos, ya que los animales necesitan adecuadas cantidades de este gas, para realizar los procesos oxidativos que le permiten la obtención de energía a partir del alimento.
El oxígeno disuelto se debe monitorear temprano en la mañana, luego de la aplicación de alimento o fertilizante, después de hacer recambios de agua, y bajo otras circunstancias particulares a la especie y características individuales de cada sistema de producción. Para medir los niveles de oxígeno disuelto es imprescindible el uso de equipos especializados, en buenas condiciones y debidamente calibrados. La concentración de OD en el agua es medida, usualmente en partes por millón (ppm) o en miligramos por litro (mg/l)
 
Temperatura
Los peces son animales poiquilotermos, es decir su temperatura corporal depende en buena medida de la temperatura del agua, por lo que lógicamente sus funciones vitales se verán afectadas por las variaciones de este parámetro.
La temperatura rige algunos parámetros físicos, químicos y biológicos, tales como la evaporación y la solubilidad de los gases. Dentro de los biológicos están los procesos metabólicos como la respiración, nutrición, actividad de las bacterias en la descomposición de la materia orgánica, etc. de ahí la necesidad de conocer y evaluar los cambios de temperatura del agua.
pH
Indica la concentración de hidrogeniones y su valor caracteriza la acidez y alcalinidad de las aguas. El intervalo de valores aptos para la mayoría de las especies está comprendido entre 6-9, considerando el valor de pH como neutro. El pH por debajo de 6 tiende a reducir la productividad, además de presentar las aguas consideradas como ácido otros componentes de efectos letales. 
A nivel general una acidificación del agua modifica la toxicidad de otros compuestos, por ejemplo un cambio de pH dentro de un mismo cuerpo de agua está relacionado con la concentración de dióxido de carbono, el cual es fuertemente ácido.
A nivel de los organismos el pH influye en el crecimiento. Según datos existentes, los animales crecen mejor en aguas alcalinas que en aguas ácidas. Un pH de 3.5 a 4 produce efectos letales. Las aguas ácidas irritan las branquias de los peces, las cuales tienden a cubrirse de moco llegando en algunos casos a la destrucción histológica del epitelio.
 
Compuestos nitrogenados
Estos se originan en los estanques como producto del metabolismo de los organismos bajo cultivo y son liberados durante la descomposición que hacen las bacterias sobre la materia orgánica. 
Este proceso se debe a la acción de bacterias aeróbicas, como Nitrosomonas, responsables del paso de amoníaco a nitritos, y la bacteria Nitrobacter es la responsable del paso de nitrito a nitrato. La desnitrificación de nitratos a nitrógeno y salir del agua como un gas disuelto, pude llevarse a cabo por una variedad de bacterias.
Para determinar si hay una intoxicación por nitritos, se recomienda sacrificar un animal y observar su sangre, si la coloración es achocolatada, es debido a la formación de metahemoglobina (Se presenta cuando el hierro que forma parte de la hemoglobina se altera de tal manera que no transporta bien el oxígeno). Además los peces mueren con la boca abierta y los opérculos cerrados.
El incremento del pH y de la temperatura incrementa el porcentaje de amoníaco no ionizado y por consiguiente su toxicidad.
Es necesario conocer los distintos parámetros que se deben tomar en cuenta para mantener una buena calidad del agua en acuacultura, lo cual, es fundamental para el buen funcionamiento y optimo aprovechamiento de nuestro sistema de cultivo.
Recuerde siempre que el deterioro de la calidad del agua en los estanques, puede afectar severamente la salud de nuestros organismos al punto de poner en riesgo toda nuestra producción. De ahí la necesidad de implementar un sistema de monitoreo diario de los parámetros físicos y químicos de agua, que permita anticipar y corregir el desarrollo de las condiciones adversas de calidad de agua, con el fin de restablecer las condiciones óptimas en nuestro sistema de cultivo.
Es evidente que una buena cosecha va a depender de la existencia de las condiciones ambientales idóneas que permitan el desarrollo o crecimiento de la especie seleccionada para su cultivo.

La legalidad, veracidad y calidad de la información es estricta responsabilidad de la dependencia, entidad o empresa productiva del Estado que la proporcionó en virtud de sus atribuciones y/o facultades normativas.
Autor: nathalia.gutierrez / Fecha de actualización: Viernes, Julio 18, 2014 - 15:16