• Evitan arrojar residuos de plaguicidas a la cuenca del río Santiago

Con resultados muy favorables para el medio ambiente y para el bolsillo de los productores de maíz de varios municipios de la Cuenca del Río Santiago, concluyó exitosamente el programa de aplicación de avispas del género Trichogramma en 15 mil 200 hectáreas de este territorio que es una prioridad en su recuperación ambiental para la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural de Jalisco (SADER).

El responsable de la Unidad Administrativa de Sanidad e Inocuidad Agrícola de la SADER Jalisco, Martín Figueroa Morales, detalló que este programa cumplió su objetivo de reducir el uso de plaguicidas químicos, dado que se evitó el empleo de 60 mil envases de productos sintéticos que hubieran dejado efectos residuales en el suelo y el agua.

También refirió que esta alternativa aplicada contra el llamado gusano cogollero, es una herramienta muy importante en la reducción de los costos de producción del maíz, dado que en las cuatro aplicaciones que se realizan se tiene un gasto de 105 pesos por hectárea, contra los casi mil pesos que supone el costo de las aplicaciones de los agroquímicos.

Figueroa Morales detalló que “todos (los agricultores) tuvieron cinco aplicaciones semanales con un control efectivo del cogollero. Tenemos evidencias de que el productor que aplicó el Trichogramma  no utilizó agroquímicos contra el cogollero. Están muy contentos con la aplicación y nos están mandando solicitudes porque quieren que continúe este programa”.

Es el caso de Rigoberto Plascencia, productor de maíz en Cuquío beneficiado con este programa, quien aseguró estar satisfecho con el uso de agentes biológicos para eliminar las plagas.
 
“Estamos agradecidos con el programa, hemos visto bastantes beneficios. Sí están trabajando las avispas. Los compañeros están contentos. Lo que más me gusta es que vamos a contaminar menos el maíz”, advirtió.

Por su parte, el responsable de la Unidad Administrativa de Sanidad e Inocuidad Agrícola de la SADER estatal indicó que la intención es que este programa es inducir una transición de uso de plaguicidas en el campo a controles biológicos para tener un mayor cuidado de los impactos negativos que la agricultura genera en la cuenca del río Santiago y otros lugares donde hay problemas en esta vertiente por el uso inadecuado de los pesticidas.

El programa incluyó el establecimiento de parcelas demostrativas con el empleo de las avispas, así como aplicaciones de feromonas y hongos entomopatógenos para reforzar el empleo  de los organismos benéficos.
 
EL DATO

El programa se aplicó en Zapotlanejo, Zapotlán del Rey, Juanacatlán, Ixtlahuacán de los MembrilIos, Ixtlahuacán del Río, Poncitlán, Ocotlán y Cuquío.

El programa fue costeado por el Gobierno del Estado, pero se pretende que posteriormente los productores asuman el costo del mismo.

En la agenda de la SADER Jalisco también se tiene la próxima aplicación de otros organismos benéficos en el control biológico de las plagas agrícolas, como las avispas Chrysopa y Tamarixia, además de varios hongos.
 

La legalidad, veracidad y calidad de la información es estricta responsabilidad de la dependencia, entidad o empresa productiva del Estado que la proporcionó en virtud de sus atribuciones y/o facultades normativas.
Autor: nathalia.gutierrez / Fecha de actualización: Lunes, Septiembre 30, 2019 - 15:54