Las acciones se fijarán con base en los resultados de estudios batimétricos en los cuerpos de agua

Por la importancia turística, pesquera y ambiental de la presa de La Vega y la laguna de Zapotlán, se realizarán estudios de batimetría con el fin de tener un diagnóstico de su situación actual de azolvamiento, y posteriormente proceder a un dragado para el saneamiento de estos embalses y la reactivación de su actividad pesquera.

Así lo informó el director de Cadenas Productivas y Sustentabilidad de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural del Gobierno de Jalisco (SADER-Jalisco), Carlos Jiménez Garma, quien refirió que los estudios batimétricos se llevarán a cabo bajo la supervisión directa de juntas intermunicipales involucradas en cada región con el respaldo financiero del erario estatal.

“Los estudios no son otra cosa que obtener una radiografía del vaso lacustre, al interior, para saber la cantidad, la proporción (del azolve) y definir una topografía interna de las aguas. Son estudios llevados a una precisión importante, toda vez que es necesario poder definir la cantidad de lodos que se deben extraer de estos cuerpos de agua. Es un poco también con la intención de evitar que en las zonas donde habitualmente se lleva un tipo de producción agrícola y pecuaria se inunden”, advirtió el funcionario estatal.

Detalló que para el caso del estudio en la presa de La Vega se dispone de 940 mil pesos; mientras que para el embalse zapotlense se tienen etiquetados 936 mil pesos.

Jiménez Garma abundó en que ambos embalses son de gran importancia ambiental en sus respectivas cuencas y tienen en común su ubicación en zonas de gran actividad agropecuaria, lo que les trae presión de las cargas de azolve que debe contrarrestarse periódicamente para su saneamiento.

Viene al caso destacar que la presa de La Vega recibe gran afluencia turística en su núcleo gastronómico de Teuchitlán, por su ubicación dentro de las rutas del Tequila y de Los Guachimontones; mientras que la laguna zapotlense es centro de deportes acuáticos, cuyos atletas han puesto en alto el nombre de Jalisco en múltiples competencias.

Esta obra del próximo dragado se encuadra en el gran proyecto del malecón turístico que tendrá este cuerpo de agua.

SABER MÁS

Por la importancia que tiene la laguna de Zapotlán como factor de equilibrio ambiental, además de ser centro de deportes acuáticos y zona pesquera, la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural de Jalisco, ha tenido una participación activa en la continuidad del saneamiento de este embalse, en coordinación con otras organizaciones públicas y ciudadanas.

Además de su papel de apoyo con los módulos de maquinaria en los municipios de Zapotlán El Grande y Gómez Farías, la SADER Jalisco está atenta a las tareas de saneamiento de este cuerpo de agua mediante el control biológico a través de un escarabajo (del género Neochetina, un artrópodo de tamaño pequeño, como un gorgojo del maíz) que depreda al lirio.

Esto forma parte del trabajo de restauración ambiental e impulso económico, tanto de la laguna de Zapotlán, como de la zona de montaña del Nevado de Colima, un entorno que abarca 40 municipios del Sur y Sureste de Jalisco.

La legalidad, veracidad y calidad de la información es estricta responsabilidad de la dependencia, entidad o empresa productiva del Estado que la proporcionó en virtud de sus atribuciones y/o facultades normativas.
Autor: nathalia.gutierrez / Fecha de actualización: Martes, Octubre 8, 2019 - 17:13