Proyecto prioritario de SADER Jalisco para una agricultura sustentable

En las instalaciones de lo que se será el Centro de Innovación agroindustrial del Sur de Jalisco, Ciudad Guzmán será la sede de un laboratorio estatal de producción de agentes biológicos para el control de plagas agrícolas, lo que supondrá tanto insectos benéficos, como otros microorganismos.

Este proyecto se enfoca como un instrumento para el impulso de la agricultura sustentable y con ello reducir la dependencia de los agroquímicos, aseveró el responsable de la Unidad Administrativa de Sanidad e Inocuidad Agrícola de la Secretaría estatal de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER-Jalisco), Martín Figueroa Morales.

El funcionario advirtió que este proyecto responde a una tendencia mundial de reducir los efectos contaminantes de la agricultura, y para ello, se impulsará el empleo de agentes biológicos, cuyos resultados han sido evidentes en las recientes campañas que se han puesto en marcha, como ha sido el caso de varios municipios jaliscienses de la cuenca del Río Santiago y en otras regiones, como en los plantíos de chile en Mascota.

Indicó que entre los insectos que se pretende multiplicar en forma oportuna se tiene la palomilla Sitotroga, la avispa Trichogramma y la avispa Crisopa, cuyos resultados favorables son reconocidos en las plantaciones de granos básicos, la caña y las solanáceas (chiles y tomates).

Figueroa detalló que la Sitotroga es un organismo que interactúa con la avispa Trichogramma para facilitar el crecimiento de ésta, por lo que es de los que se tienen en la programación.

“Queremos 10 salas para la producción de Sitotroga. La Sitotroga es un insecto que, en el caso de la producción de Trichogramma, parasita. Haz de cuenta que sacamos el huevecillo de Sitotroga y ahí ponemos los huevecillos para que la Trichogramma y ovoposite los huevecillos para pasarlos al campo y ya no sigan saliendo más insectos malos (para los cultivos)”.  

Asimismo, adujo que se tienen bajo análisis la multiplicación de otros organismos benéficos, como el caso de la avispa Tamarixia que tiene gran demanda para el control biológico de las plagas de los cítricos. Esto a propósito de que el agro jalisciense tiene un gran activo con sus plantaciones de limón persa y de lima.

Figueroa Morales también destacó que durante 2019 se avanzó en capacitar a productores y sus técnicos, además de personal de algunos ayuntamientos, en el uso de los insectos benéficos, lo que supuso 60 cursos de adiestramiento. Hubo también otro número similar de capacitaciones sobre el manejo de los envases de plástico de los agroquímicos con el fin de que éstos no se conviertan en desechos residuales en las zonas agrícolas.

En este tema, informó de la próxima instalación de varios centros de acopio de envases de agroquímicos para su posterior reciclaje. Estos estarán en Tepatitlán, Ameca, Poncitlán, Cihuatlán y Jocotepec.

EL DATO

La FAO es el organismo internacional busca que se haga un uso seguro y racional de plaguicidas que promuevan la seguridad e inocuidad alimentaria, así como impulsar la implementación de medidas alternativas con soluciones sustentables que minimicen el riesgo de uso de plaguicidas peligrosos, lo que incluye a los organismos benéficos.

La legalidad, veracidad y calidad de la información es estricta responsabilidad de la dependencia, entidad o empresa productiva del Estado que la proporcionó en virtud de sus atribuciones y/o facultades normativas.
Autor: nathalia.gutierrez / Fecha de actualización: Jueves, Enero 9, 2020 - 12:03