• Dan banderazo de salida a la distribución de leche por parte de productores de Los Altos. • Esquer Gutiérrez denuncia falta de apoyo federal para el rastro de Acatlán de Juárez. • Entrega SADER-Jalisco baños garrapaticidas a la Unión Ganadera Regional de Jalisco.

Por su papel en la aportación de 25% de la canasta alimentaria del país, el campo jalisciense será  un motor clave en la reactivación de la economía estatal en la fase formal de la normalización de la actividad económica en la entidad, aseguró el titular de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER-Jalisco), Alberto Esquer Gutiérrez.

También hizo notar que por la importancia socioeconómica del sector rural jalisciense, éste cuenta con un respaldo presupuestal de casi 700 millones de estos para su ejercicio en programas encaminados a impulsar el agro, lo que ya es motivo de las convocatorias de las reglas de operación de este año.

Esquer Gutiérrez cuestionó las políticas de la federación encaminadas al campo estatal, como el mínimo impacto en Jalisco del programa de precios de garantía para los productos básicos y el nulo apoyo que se ha tenido al momento para la reactivación del rastro Tipo Inspección Federal de Acatlán de Juárez, un proyecto en el que el gremio ganadero ha sido perjudicado. 
      
“Qué bueno que están los medios de comunicación, porque quisiera hacer un llamado a la presidencia de la República. Llevamos un año diciendo que nos resuelvan el tema del rastro metropolitano y no habido ni el interés de venir a supervisarlo. Lo único que nos piden es un pago de 300 millones de pesos para poder recibir el rastro sin ninguna transparencia. Como bien dice Adalberto Velasco Antillón (presidente del gremio ganadero), en este momento que necesitamos suministrar carne vía canal (al exterior del país) con certificación a Estados Unidos es la gran oportunidad. Pero no nos vamos a quedar así. Yo tengo ya la instrucción del gobernador Enrique Alfaro de echar a andar el rastro este año, con o sin la autorización del gobierno de la República, porque por delante están los ganaderos que los intereses de algunos cuantos. Es el momento de sumar esfuerzos”, apuntó el funcionario estatal.

Esta afirmación del secretario tuvo como contexto previo la denuncia del dirigente de la Unión Ganadera Regional de Jalisco (UGRJ), Adalberto Velasco de que en este momento hay ganado ya finalizado en su ciclo de engorda que no cuenta con un adecuado mercado, porque en Jalisco no funciona el mencionado rastro, entre otros factores adversos.

Tales declaraciones tuvieron como marco la entrega de baños garrapaticidas y la inauguración formal del domo para usos múltiples que se construyó en la Unión Ganadera Regional de Jalisco (UGRJ) con apoyo de la SADER-Jalisco gracias al Programa Consolidación de Centros de Servicios ganaderos, a través del cual se benefició en 2019 a asociaciones ganaderas en 18 municipios del estado.

“Es un proyecto estratégico porque al mismo tiempo que apoyamos a la Unión Ganadera estamos atendiendo las necesidades de todas las asociaciones ganaderas del estado, dado que éste es un punto de encuentro para todo el sector”, advirtió el funcionario.

El titular de la SADER-Jalisco resaltó la importancia de estos remolques que resultan fundamentales en la Campaña nacional para el control de la garrapata (Boophilus spp), a través de la cual se establecen medidas de control integral para reducir al mínimo las pérdidas en la producción del ganado, lo que supone una constante inspección del ganado, aplicación de tratamientos garrapaticidas, vigilancia epidemiológica de las enfermedades hemoparasitarias y capacitación y divulgación de la campaña a productores y médicos veterinarios, entre otras tareas.

Por su parte, el presidente de la Unión Ganadera Regional de Jalisco, Adalberto Velasco, agradeció el apoyo que el Gobierno del estado ha otorgado al sector en proyectos estratégicos, a través de los cuales se impulsa y fortalece a las asociaciones ganaderas de cada municipio.

En otro tema, Esquer Gutiérrez destacó la labor de los productores de leche en la coyuntura actual, al dar el banderazo de salida a la entrega de un millón de litros de leche por parte de los ganaderos de Los Altos de Jalisco y la empresa Sello Rojo, como parte de la iniciativa “Un millón de litros, un millón de gracias” que se suma a la estrategia “Jalisco sin Hambre”, en la que suman esfuerzos la iniciativa privada y el Gobierno de Jalisco.

Puntualizó que esta iniciativa, operada por el directivo de Sello Rojo, Abraham Kunio González Uyeda y otras empresas solidarias, supone un valor de 15 millones de pesos en favor de las personas beneficiadas.  

“Antes los lecheros venían a tirar su leche, pero ahora, con el trabajo que hemos hecho para fortalecer este sector, hay muchas razones para celebrar y seguir colaborando. Y ahora que estamos enfrentando tiempos complicados con la contingencia por Covid-19, los productores de Los Altos de Jalisco quieren poner su granito de arena en favor de los que menos tienen; por eso ya diseñamos una estrategia para que la leche llegue a quien más lo necesita. Es tiempo de ayudarnos”, puntualizó.

González Uyeda agradeció por su parte a todos los productores lecheros al sumarse a la iniciativa para la entrega de litros de leche a los jaliscienses.

“Esto es un esfuerzo conjunto de la cadena, no es solamente un esfuerzo que unos cuantos realizaron. Por la preferencia que los jaliscienses han tenido por la leche de Los Altos, hoy Jalisco es la cuenca lechera más grande e importante de México, de esa preferencia ha sido posible el fortalecimiento económico de una zona que se distingue por el aporte al PIB agropecuario del país (…) Gracias al apoyo de los jaliscienes, más de 10 mil familias de nuestro estado hemos podido recibir sustento, techo, educación, salud, esparcimiento, pero sobre todo una actividad digna de la cual nos sentimos muy orgullosos”, advirtió.
EL DATO

Con los baños garrapaticidas móviles fueron beneficiadas las asociaciones ganaderas de 29 municipios: Acatlán de Juárez, Atengo, Bolaños, Casimiro Castillo, Chimaltitán, Cocula, Colotlán, Cuquío, El Grullo, El Limón, Huejucar, Huejuquilla, Ixtlahuacán del Río, Juchitlán, La Huerta, Mezquitic, San Cristóbal de la Barranca, San Martín Hidalgo, San Martin de Bolaños, Santa María de los Ángeles, Tenamaxtlán, Tlajomulco de Zúñiga, Tonaya, Totatiche, Unión de Tula, Villa Corona, Villa Guerrero, Yahualica de González Gallo y Zapopan.

La inversión total para tales acciones —la construcción del domo y los baños garrapaticidas, además del apoyo al sector lechero— en favor de la Unión Ganadera Regional fue de poco más de 15 millones de pesos, aportados en partes iguales; es decir, 7.8 millones de pesos del Gobierno del estado, a través de la SADER-Jalisco, y otro tanto que corrió por cuenta de los beneficiarios.
 

Banderazo de salida a la distribución de leche por parte de productores de Los Altos
La legalidad, veracidad y calidad de la información es estricta responsabilidad de la dependencia, entidad o empresa productiva del Estado que la proporcionó en virtud de sus atribuciones y/o facultades normativas.
Autor: nathalia.gutierrez / Fecha de actualización: Martes, Mayo 19, 2020 - 18:26