En sinergia con la Semadet, la Iniciativa Internacional del Clima y el CATIE, la SADER-Jalisco apuesta por el Sistema de Ganadería Silvopastoril

Entre las ventajas de los Sistemas de Ganadería Silvopastoril promovidos por la Secretaría de Desarrollo de Agricultura  y Desarrollo Rural (SADER Jalisco), se tiene el uso racional del agua, lo que además del aprovechamiento adecuado de este recurso, incide en la conservación de las cuencas y de los recursos naturales en las explotaciones ganaderas.  

Así lo expresó el director de Cadenas Productivas y Sustentabilidad de la Secretaría estatal, Carlos Alberto Jiménez Garma, quien precisó que este paso se le denomina técnicamente la medición de la huella hídrica y supone medir la intensidad y frecuencia de las precipitaciones, y relacionar estas variables con la actividad ganadera.

Detalló que hay una metodología específica desarrollada por el Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (CATIE, con sede en Costa Rica), y “justamente la intención es poder hacer que el productor tenga el  conocimiento técnico adecuado para poder realizar este tipo de cálculos de que mitigan (los efectos negativos) de las actividades productivas con las buenas prácticas que tienen de manejo. Y de alguna manera poder incidir en la cantidad de litros de agua que utilizan o dejan de utilizar”.

El funcionario estatal mencionó que estos proyectos de ganadería silvopastoril han sido resultado de una tarea coordinada con el citado organismo centroamericano y la Secretaria del Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (SEMADET Jalisco), además de la Iniciativa Internacional del Clima, lo que ya revela avances muy positivos en varias regiones de la entidad.

Al respecto, el ganadero del municipio de El Limón, Alejandro Michel Fuentes, refirió que en su experiencia –y con base en las recomendaciones técnicas del CATIE– la permanencia de una carpeta vegetal en sus potreros ha sido clave para facilitar la retención de agua en su predio y con ello evitar la erosión de los terrenos.

Agregó que esta metodología tiene el objetivo de que a base de un buen manejo del ganado, se facilite la infiltración del agua en los terrenos y se tenga un mejor aprovechamiento. Asimismo, dijo que se tiene énfasis en que las “raíces de varios pastos de gramíneas (tanto inducidos, como los nativos) alcancen un buen vigor para que en cada fase de pastoreo las plantas tengan buenos rebrotes. En cuanto más cubierto esté el suelo de vegetación, se tendrá mejor infiltración”.

“Hay que preocuparse más por el tiempo que está el ganado en una pradera, más que por la cantidad de animales. Menos ganado por más tiempo puede causarnos compactación de las tierras y erosión. La rotación de los animales tiene mucha importancia”, advirtió el productor.

Michel Fuentes informó también que varios ranchos ganaderos de la región ya acordaron no utilizar herbicidas, lo que permite que proliferen especies de leguminosas y gramíneas que son comidas por el ganado. Detalló que su rancho tiene el soporte de una membrana de captación que compensa la falta de agua en tiempo de estiaje. 

Añadió que se está a la espera de las evaluaciones que se hagan de los proyectos para conocer el avance en la medición de la huella hídrica, según el proyecto del CATIE.

Por su parte, Samuel García, ganadero de Autlán de Navarro, resaltó que la presencia de pastos, arbustos y árboles en los predios ganaderos, hace una tarea importante porque disminuyen el escurrimiento de agua, y en consecuencia, se tiene menor demanda de líquido. Adujo que a lo anterior se suma la rotación del ganado con periodos de duración corta con una carga animal alta para un uso óptimo del forraje. Arguyó que ya hay avances evidentes en los estados de los terrenos que se observan en la vegetación permanente y la captación de agua.

Abundó que a los ganaderos integrados al proyecto se les instalaron pluviómetros para tener mediciones de varios factores de importancia, como la evaporación y la infiltración de agua, dentro de los objetivos del CATIE.

También destacó los beneficios de los apoyos de la SADER Jalisco para obras de captación y almacenamiento de agua, entre otras opciones de gran relevancia en estos proyectos silvopastoriles.

EL DATO

El Sistema de Ganadería Silvopastoril implica conciliar el aprovechamiento de la flora forrajera con la explotación ganadera, dando importancia a especies de pastos, arbustos y árboles, según las condiciones de cada región.

La metodología del CATIE lleva el objetivo de definir con exactitud la huella hídrica total y mediante el monitoreo de precipitación hacer referencia a la huella hídrica verde, que se refiere al consumo de agua almacenada en el suelo como humedad proveniente de la precipitación (agua verde), que se evapora, y de esta manera determinar cuáles pueden ser las estrategias que se tienen que promover e implementar para mitigar la huella hídrica en ranchos ganaderos.  

Este proyecto se aplica en las Regiones Costa y Sierra de Amula.

Sistema de Ganadería Silvopastoril
La legalidad, veracidad y calidad de la información es estricta responsabilidad de la dependencia, entidad o empresa productiva del Estado que la proporcionó en virtud de sus atribuciones y/o facultades normativas.
Autor: nathalia.gutierrez / Fecha de actualización: Miércoles, Octubre 14, 2020 - 14:39