Porcicultura, ejemplo de tesón de productores jaliscienses

Pese a situaciones críticas que se han enfrentado, el liderazgo nacional que se tiene en la producción de carne de cerdo jalisciense es resultado del tesón y productividad  de sus porcicultores, afirmó el responsable del despacho de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER Jalisco), Salvador Álvarez García.
Detalló que según cifras oficiales del año 2020, la porcicultura jalisciense aportó 359 mil toneladas, lo que representó 21.5% del total de la producción del país.

Por la importancia económica y social de esta actividad, el funcionario estatal resaltó que de nueva cuenta la secretaría le da continuidad a las políticas públicas de apoyo que se tienen vigentes desde 2019.

Para ilustrar el dinamismo de esta rama pecuaria, durante el reciente año 2020 las granjas porcícolas de la entidad registraron el envío de siete millones de animales para el consumo humano, de acuerdo con las cifras de la Unión Regional de Porcicultores de Jalisco (URPJ), detalló su director Jorge Iván Espinosa Vázquez.
Por la importancia de la porcicultura, la SADER Jalisco ha impulsado el Programa de Modernización de Granjas Porcícolas dentro de las acciones de fomento para el campo.

Para este año, el contenido de la convocatoria de este programa contempla aspectos puntuales en los rubros de corrales de manejo, salas de maternidad, lagunas de oxidación de las granjas, biodigestores (para el reciclaje de las excretas), comederos y separadores de sólidos.

Al respecto, Espinosa Vázquez indicó que los apoyos canalizados por esta secretaría han incidido favorablemente en el desarrollo sustentable de la porcicultura estatal, sobre todo en zonas donde los problemas ambientales han alcanzado niveles críticos, como las cuencas del Lerma-Santiago y otros cuerpos de agua.

Al término de año 2020, el programa suma en dos años una inversión total de 17.9 millones de pesos, logrando intervenir de manera efectiva en 108 unidades de producción que han mejorado de manera global su manejo, toda vez que los apoyos que se han otorgado representan una mejor calidad en el equipamiento de las granjas, lo que impacta en un aumento de la producción, rendimiento y mejores condiciones en el manejo de los cerdos.

Además, con el apoyo en infraestructura para el tratamiento adecuado de los residuos se ha logrado disminuir de forma considerable las afectaciones directas al medio ambiente, como es el subsuelo, mantos freáticos, cuerpos de agua y aire.

La porcicultura jalisciense supone un tamaño variado de sus unidades productivas, dado que hay granjas con 100 hembras (o menos) que funcionan como negocios familiares, hasta mega granjas con miles de hembras, como sucede en las regiones Altos Sur y Altos Norte.

En Jalisco ya operan varios rastros Tipo Inspección Federal (TIF) especializados en cerdos, lo que garantiza mayor inocuidad de la carne y sus derivados. Un ejemplo es el de la empresa Proteína Animal (PROAN), que se ubica en San Juan de los Lagos, con una capacidad de sacrificio de cuatro mil 500 cerdos diarios.

EL DATO

San Juan de los Lagos, Acatic, Capilla de Guadalupe, Tepatitlán, Degollado, Lagos de Moreno, Ixtlahuacán del Río, Zapopan, La Barca, Valle de Guadalupe, El Grullo, Tamazula y Mascota, son algunos de los municipios jaliscienses productores de carne de cerdo.

La legalidad, veracidad y calidad de la información es estricta responsabilidad de la dependencia, entidad o empresa productiva del Estado que la proporcionó en virtud de sus atribuciones y/o facultades normativas.
Autor: nathalia.gutierrez / Fecha de actualización: Jueves, Mayo 6, 2021 - 11:54