SADER Jalisco amplía alternativas de apoyo al sector

Con el fin de estimular el enfoque sustentable y la resiliencia de la apicultura, la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER Jalisco) apoyará la aplicación de probióticos a las abejas, de modo que éstas tengan mayor capacidad de enfrentar situaciones adversas en su entorno y, con ello, más productividad en sus colmenas.

Esto tiene importancia ya que las abejas requieren tener mucha energía para transportar las sustancias que se convertirán en miel en los panales. Los conocedores afirman que para producir un kilogramo de miel, se requieren cinco millones de viajes de las abejas.

En el mismo sentido, se apoyará el repoblamiento de predios con especies vegetales que son fuente de extracción del néctar que requieren las abejas, de modo que con ello se reactiven los ecosistemas propicios para la actividad apícola.

Esto se contiene en el Componente de Fomento para la Conservación de la Apicultura, del Programa de Acción del Campo para el Cambio Climático, que cuenta con una bolsa de 80 millones de pesos, donde también se especifican otras acciones encaminadas al apoyo a la actividad apícola.

Al respecto, el director de Cadenas Productivas y Sustentabilidad de la SADER Jalisco, Carlos Jiménez Garma, adujo que en las reglas de operación de este año se han ampliado las alternativas de apoyo al sector apícola, con base en que precisamente se han tenido afectaciones a la apicultura por los efectos observables derivados del cambio climático y de alteraciones en los ecosistemas donde hay unidades de producción apícola.

Por su parte, el dirigente del Sistema Producto Apicultura en Jalisco, Felipe Becerra, refirió que en este esquema estatal en favor de los apicultores, se ve positivo que se tenga el contenido de apoyo a las plantaciones de especies que son fuente de néctar para las abejas, dado que esto responde a un serio problema que ha tenido la apicultura, como es la deforestación en predios que tradicionalmente tenían zonas de especies melíferas: “Para que haya más miel, tiene que haber más floración, sobre todo de los árboles y arbustos nativos”.

Para cumplir con esta meta, en el ejercicio 2022 se estableció como requisito para obtener el apoyo, la obligatoriedad de adquirir y reforestar por lo menos 20 plantas melíferas que se adapten al clima de la región donde se ubiquen las unidades de producción.

En cuanto a los probióticos, indicó que el empleo de éstos se tiene en situaciones donde hay reducción significativa del polen; se recurre a productos alternativos que las abejas no encuentran en su ambiente, por lo que se tiene con ello una opción para favorecer la salud y energía de las abejas.
 
EL DATO

La apicultura jalisciense produjo alrededor de 6 mil toneladas de miel en 2021. Fue el tercer estado más productivo del país.

Por la diversidad de su flora, la miel jalisciense es de las más cotizadas en el mercado de exportación, sobre todo en Europa.
 

La legalidad, veracidad y calidad de la información es estricta responsabilidad de la dependencia, entidad o empresa productiva del Estado que la proporcionó en virtud de sus atribuciones y/o facultades normativas.
Autor: nathalia.gutierrez / Fecha de actualización: Miércoles, Mayo 4, 2022 - 11:15