• Destaca el inicio de la producción de pitahaya • A pesar del crecimiento de la mancha urbana, la tradición de la floricultura se mantiene en San Gaspar de las Flores

La zona rural del área metropolitana tapatía sigue siendo un valioso territorio para el sector agroalimentario. Un ejemplo es Tonalá,  que se distingue por su producción de flores de temporada y donde, en años recientes, se ha logrado la adaptación de la pitahaya, una cactácea de creciente demanda en el mercado nacional y externo por su sabor y sus atractivos colores.
 
Como parte de una gira por la población de San Gaspar, Ana Lucía Camacho Sevilla, titular de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER Jalisco), conversó con Estela Olivares Dávila, quien  ha conseguido con buenos resultados la producción de la fruta suculenta (del género Hylocereus) que, además de aprovecharse para el consumo en fresco, se puede procesar como mermelada y, en el mercado local, es muy buscada para coctelería. 
 
Ella explicó a la secretaria y al alcalde tonalteca, Sergio Chávez Dávalos, su proceso de investigación y producción con la pitahaya, que le ha permitido emplear sobre todo a mujeres y que, a tres años de iniciar, ha significado un éxito.
 
En su visita a predios floricultores, la secretaria pudo conocer los huertos de Antonio Luna que sirvieron como ejemplo de la tradición que tiene esta comunidad en el sector. Allí se  cultiva a cielo abierto y en invernaderos, según las necesidades.
 
Girasol, lisianthus, astromelia, leticia, nube, cordón de obispo, perrito y cempasúchil, son algunas de las especies que se cosechan conforme a la temporada. Aquí, como en otras parcelas, se acostumbra hacer rotación de cultivo con hortalizas de lechuga, rábano, flor de calabaza o cilantro, entre otras verduras. Esto permite aprovechar nutrientes y evitar la proliferación de plaga.
 
Finalmente, en una reunión con agricultores, floricultores y apicultores ejidales, Ana Lucía Camacho destacó que en esta localidad se tiene un ejemplo de cómo las zonas rurales pueden ser absorbidas por el área conurbada, lo que amerita que se estimule a sus productores para que sigan en su actividad.
 
Luego de escuchar sus necesidades, observó la importancia de rehabilitar los caminos saca cosechas y de contar con una casa ejidal en condiciones dignas para que funcione como centro de capacitación. También ofreció asesoría para presentar proyectos productivos que les permitan acceder a los programas de la SADER Jalisco, que ayudarían a tecnificar cultivos con el fin de facilitar sus actividades e incrementar su producción.
 

EL DATO
 
●Tonalá concentra el 44.48% de la producción de rosas en Jalisco y es el 1er lugar a nivel estatal.
 
● Entre 2019 y 2021, SADER Jalisco han otorgado 31 apoyos en Tonalá que se han concretado en los programas de grupos vulnerables, extensionismo, plantas de tratamiento, energías renovables, apicultores y granjas porcícolas con un monto de 2 millones 825 mil pesos.

Producción de flores y pitahayas
La legalidad, veracidad y calidad de la información es estricta responsabilidad de la dependencia, entidad o empresa productiva del Estado que la proporcionó en virtud de sus atribuciones y/o facultades normativas.
Autor: nathalia.gutierrez / Fecha de actualización: Jueves, Julio 21, 2022 - 10:01